jueves, 23 de diciembre de 2010

BIENVENIDOS

Hace años, escribí una historia que trataba de la tormentosa relación entre dos hermanos y de su amor por la pintura, que los unía por encima de todas las cosas. El relato, que atravesó distintos estadios de elaboración y tuvo varios títulos, se quedó al final con Lo que esconde el cuadro. Me he acordado de él a la hora de bautizar este blog que nace con la intención de centralizar esas conversaciones sobre libros que voy teniendo por ahí con mucha gente enamorada de la lectura. Son personas que no se conocen entre sí pero que, estoy segura, en cuanto trabaran conocimiento empezarían a charlar como si fueran íntimas. He compartido con ellas muchos cafés, muchas opiniones y muchos libros prestados que van y vienen de mano en mano como maravillosos bumeranes. A partir de ahora, vamos a tener un espacio más para intercambiar puntos de vista. Así que ya sabéis: amantes de los libros, lectores compulsivos, infatigables rastreadores de historias y sentimientos, intrépidos viajeros de mundos de papel, sed todos bienvenidos a Lo que esconde el blog.

2 comentarios:

  1. Excelente idea querida compañera. Es inevitable claudicar a las enormes posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías. Ya sabes de mi amor a la lectura y a los libros, aunque me gustaría pasar mucho más tiempo con ellos. También amo otras muchas cosas y el don de la ubicuidad no lo encuentro por ninguna parte.

    Pero bueno, creo que inauguro este emocionante espacio que nos ofreces y lo hago con la recomendación que recientemente recibí de ti y que hago extensiva a todo el que nos lea: El Baile de Irene Némirovsky. ¡Qué biografía la de esta mujer! ¡Qué historia nos cuenta en esta novela en la que el círculo se cierra con las protagonistas compadeciéndose mutuamente! ¡No os la perdáis!.

    Muchos besos, Bea, ¡enhorabuena de nuevo y feliz Navidad!

    Luis Fdez. Navarro

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Luis, por lanzarte a inaugurar este espacio con tu comentario. Me alegro mucho de que te haya gustado la novela de Némirovsky; es una escritora a la que yo recomiendo en bloque. Todo en ella me impresiona, incluso, como muy bien has hecho notar, su biografía (insisto: no sé en qué está pensando Spielberg, que todavía no la ha llevado al cine). Cuando tengas tiempo, anímate con "Suite francesa", una novela que, aunque inconclusa, no deja indiferente a nadie. Y ya salió la palabra mágica, "tiempo", ese bien de valor incalculable del que tan a menudo hablamos. Míralo así: si te falta, es porque te entusiasman muchas cosas y no das abasto. Sería terrible una vida en la que los minutos sobraran. Un beso fuerte, y felices días de descanso.

    ResponderEliminar