lunes, 21 de septiembre de 2015

AMIGO EINAUDI

Me sorprende darme cuenta de que, en este espacio que voy poblando con todo aquello que me interesa o agrada, todavía no he hecho mención alguna a Ludovico Einaudi.

Einaudi es uno de esos músicos que todo el mundo conoce aunque crea lo contrario. Si alguien lo pone en duda, lo invito a buscar en la red la pieza llamada Divenire, incluida en el álbum del mismo título. Lo más probable es que, si llega a escuchar más allá de la pausada introducción, se encuentre con una melodía archirrepetida en los medios, en los anuncios, en los programas radiofónicos, y que le resultará enormemente familiar. Unos cuantos mensajes publicitarios han llegado a nosotros acompañados por sus briosas y emocionantes notas. Einaudi es un compositor con extraordinaria facilidad para producir reacciones emotivas; de ahí su éxito y su fácil utilización para subrayar estados de ánimo y volver más potente cualquier propuesta o sugerencia visual. Su pieza Una mattina, perteneciente al disco antes mencionado, forma parte de la banda sonora de la película Intocable, dirigida por Olivier Nakache y Eric Toledano, entrañable crónica de la relación entre un millonario tetrapléjico y su cuidador.
 
Hace tiempo que las composiciones de este músico italiano están unidas a mi vida: me acompañan en casa y en mis traslados en coche; me consuelan en mis malos momentos y me potencian los buenos. Son casi una banda sonora de mis últimos años. Es inevitable que su autor me parezca un amigo. Hace poco me he enterado de que en breve aparecerá un nuevo disco suyo titulado Elements. Incluyo a continuación el vídeo de presentación de Night, una de sus canciones. La pieza es muy típica de Einaudi: minimalista, delicada, de emoción creciente. Las imágenes de animación que la acompañan poseen esa misma cualidad sugerente y etérea. El resto de las composiciones las podremos escuchar el próximo octubre. Ardo en deseos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario