sábado, 22 de noviembre de 2014

DOS VECES BUENO

Aprecio extraordinariamente el don de la brevedad. En la vida, en las relaciones personales, en el arte. Nada más aburrido que esas personas que cuentan exhaustivamente sus anécdotas, segundo a segundo, en tiempo real. Nada más decepcionante en términos artísticos que la película o la obra literaria que está bien, tiene interés, provoca emociones, pero a la que le sobran un número considerable de páginas o de minutos de metraje. Amo las palabras; precisamente por ello, me irritan su derroche y su banalización. ¿Por qué utilizar una decena de ellas cuando se puede decir lo mismo de forma más eficaz y contundente con la mitad? Esta preferencia mía por lo breve me hace celebrar con alborozo propuestas como la que traigo aquí hoy.

Tuck me in (Arrópame) es el cortometraje ganador del festival Filminute 2014. Como su nombre indica, se trata de un certamen que convoca a los directores, guionistas y animadores de todo el mundo a acometer la proeza narrativa de contar una historia en un minuto. Un festival, en definitiva, de cortometrajes muy cortos. Tuck me in, la cinta ganadora de esta edición, es, a pesar de su título en inglés, obra de un joven cineasta español llamado Ignacio F. Rodó. Es en mi opinión una creación extraordinaria, que de un plumazo abre frente a nosotros el insondable abismo de la inquietud que nos acecha en la más cotidiana y tranquilizadora de las situaciones. A mí me ha impresionado por su capacidad de sugerencia y supongo que también porque soy de esas personas ―lo confieso― que no ha abandonado del todo la costumbre infantil de mirar debajo de la cama antes de irse a dormir. Dura sesenta segundos, pero sus implicaciones pueden rondar nuestra cabeza durante mucho tiempo. Contado con más prolijidad de detalles, no causaría el mismo impacto. Una clara demostración de aquella vieja máxima de «Lo bueno, si breve…»


1 comentario:

  1. ¡Es impactante!
    Si, tienes razón, cuánta palabra vacía. Y, sin embargo, cuánto se agradecen algunos textos, aunque no sean tan breves, como los que encontramos aquí. Gracias. L

    ResponderEliminar