domingo, 23 de septiembre de 2012

HAIKUS DE VERANO

Hasta ahora, la acción de recopilar en una entrada los haikus que nos habían acompañado durante la estación recién acabada me producía una cierta melancolía. Ahí estaban, reflejados con la elegante concisión de la poesía japonesa, las nieves y los fríos del invierno que se alejaba, o el esplendor de las flores y los pájaros de una primavera que quedaba atrás. Pero esta vez –y pido disculpas por no haber caído antes en la cuenta- me he acordado de los lectores del hemisferio sur que se acercan con frecuencia a este blog, y he comprendido que lo que es para mí la huella de algo que se aleja es para ellos el anuncio de lo que está por venir. Para todos, los del norte y los del sur, los que nos adentramos en las brumas de otoño y los que se acercan a los momentos más luminosos del año, reúno aquí unas cuantas muestras de lo que los antiguos poetas del Japón supieron decirnos sobre el verano, acompañadas por los grabados de otros artistas no menos sabios que ellos.


Preso en la cascada
un instante:
ya comienza el verano
(Basho)

¡Placer!:
vadear el río
sandalias en la mano
(Buson)

La campanilla
calla y escucha
el calor en el suave
gotear del reloj
(Yayû)


Al fresco, mi cuarto
se hace todo jardín,
todo montañas
(Bashô)

En coro cantan
las cigarras. Del sol
La muerte cantan
(Seisensui)


Luna de estío, yo
al sereno, en un puente.
Al fin solos, los dos
(Kikushani)

Luna de agosto.
Vagué junto al estanque
toda la  noche
(Bashô)



Hierba en verano:
restos de sueños secos
de unos soldados
(Bashô)


“Se esfuma el verano”,
respondió. Y en esas,
estalló en llanto
(Kigin)

Imágenes: 
1, 2 y 4: Grabados de Katsushika Hokusai (1760-1849)
3: Grabado de Utagawa Hiroshige (1797-1858)

4 comentarios:

  1. La verdad es que son un tesoro, un microuniverso en sí mismos. Plenos de belleza y sabiduría.

    Gracias por tu regalo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Emilio José: reflejan detalles mínimos, pero les otorgan una trascendencia increíble. Verdaderos microuniversos, como muy bien has dicho.

      Encantado de compartirlos con lectores como tú. Un saludo.

      Eliminar
  2. Adoro los Haikus. De hecho, tengo un libro precioso de Bennedetti sobre todos los haikus que escribió en vida. La sencillez de los orientales siempre me fascina: tanto en sus ilustraciones, música, bailes y literatura.

    Un saludo, y gracias por compartir esta reseña =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí de Benedetti me gusta todo. Sus relatos y novelas, sus versos, su personalidad. Recuerdo que cuando murió fueron varias las personas nada aficionadas a la poesía que me comentaron que los poemas de Benedetti sí que les gustaban. Eso es ser un auténtico poeta, poseer el don de comunicar.

      Gracias a ti por acercarte a este espacio.

      Eliminar