sábado, 25 de junio de 2011

PENSAMIENTOS DE COLOR NEGRO

Los que siguen habitualmente este blog saben de mi gusto por la novela negra y de cómo me la autorreceto, como si de un medicamento se tratara, en los momentos de mayor tensión o cansancio. Ya hemos comentado aquí lo que tiene de juego, de desdramatización de la muerte, y lo terapéutico que eso resulta para los que sentimos un respeto más que mediano por esos temas funestos. Pero hoy no voy a hablar de lo mucho que me relaja reconstruir el puzzle que hay detrás de toda historia de crímenes, sino de otra faceta de la novela negra que me la hace especialmente atractiva y que me ha resultado evidente en las dos últimas piezas del género que he leído.

miércoles, 22 de junio de 2011

CINCO AÑOS LEYENDO JUNTOS

Perdonad la imprecisión del título: los profesores, cuando hablamos de años, en realidad queremos decir cursos, porque medimos nuestra vida a través de la sucesión de esos periodos de tiempo que comienzan en septiembre, con los nuevos alumnos y las asignaturas por estrenar, y terminan en junio, cuando el cansancio y el calor se alían para hacernos sentir una y otra vez que, si las clases se alargaran un solo día más, no seríamos capaces de resistirlo. Voy a hablar, por lo tanto, de cinco cursos, los que llevo compartiendo el placer de los libros y la conversación con el animoso grupo de personas que componen el club de lectores de Valmojado.

lunes, 20 de junio de 2011

LECTURAS DE LA PASADA PRIMAVERA

La primavera está dando sus últimos latidos y yo ya le soy infiel y hablo de ella en pasado. Será porque hoy las primeras horas de la tarde tenían ya el aliento cálido y la luz cegadora del verano. Al salir a la calle he pensado: “Ya está aquí”, y me he dado cuenta de que había llegado el momento de hacer balance de los libros que me han acompañado esta primavera.

Caoba, de Boris Pilniak. Comienzo con ilusión y curiosidad este libro del cual oí hablar hace unos días en un programa de radio. Su autor apoyó con entusiasmo la revolución rusa pero luego dio testimonio de la deriva de sus dirigentes y de la pérdida de los ideales primitivos; fue juzgado y condenado a muerte en tiempos de Stalin. El volumen se abre con un relato de título sugerente, Un cuento sobre cómo se escriben los cuentos. Alarde formal, piruetas narrativas y juego de perspectivas. Nada que ver con el realismo socialista. A Stalin, sin duda, le habría desagradado.

martes, 14 de junio de 2011

DE PRESENTACIONES DE LIBROS Y OTROS APUROS

Ya aparece en la web la entrevista sobre mi libro de relatos Los muertos, los vivos que me hicieron el pasado 1 de junio para el portal de Internet "Conocer al Autor". El que desee curiosear por la página web solo tiene que entrar en http://www.conoceralautor.com/. Para los más comodones, incluyo al final de esta entrada los enlaces a dos vídeos: el primero es una breve presentación del libro, y el segundo, la lectura de un fragmento de uno de los relatos que lo componen, el titulado Ángulo muerto

viernes, 10 de junio de 2011

ESOS RÍOS QUE FLUYEN

Cuando explico ante desconocidos a qué me dedico, con frecuencia por el rostro de los que me escuchan cruza un gesto de conmiseración. “Lo que tendrás que aguantar”, es más o menos el comentario que suele acompañarlo, o bien “yo no sería capaz, qué paciencia debes de tener”. A veces consigo incluso arrancar alguna frase admirativa; al parecer, la idea de entrar en un aula llena de adolescentes guarda en el imaginario popular cierta similitud con la irrupción de los cristianos en la arena plagada de leones. No diré que todos los momentos en mi carrera de enseñante hayan sido agradables. Pero lo que sí está claro es que los que me admiran o me compadecen por mi trabajo de profesora desconocen por completo la existencia de ciertos momentos de privilegio como el que he vivido esta mañana y me dispongo a contar.

martes, 7 de junio de 2011

LA PREGUNTA QUE NO ELEGÍ

El pasado miércoles me hicieron una entrevista para el portal de Internet “Conocer al Autor”. Se trataba básicamente de presentar mi libro de relatos Los muertos, los vivos en un vídeo que será colgado en la página web en fecha –espero- no demasiado lejana. Pero había algo más: al parecer, el entrevistador siempre plantea astutamente una pregunta de debate a los autores que pasan frente a la cámara; digo astutamente, porque dicha pregunta se lanza a bocajarro, instantes antes de empezar la grabación y sin apenas tiempo para pensar la respuesta. Está claro que huyen de los discursos preparados, y no se lo reprocho: pocas cosas hay más indigestas que un escritor soltando con pretendida naturalidad las frases que ha ensayado previamente frente al espejo. El caso es que me dieron a elegir entre dos cuestiones. La primera captó mi atención de inmediato: “¿Qué libro fue el que te impulsó a escribir?” Era, sin duda, la más atractiva. Solo había un problema: no conocía la respuesta.

miércoles, 1 de junio de 2011

LOS CUADROS DE MAYO

La construcción de la presa de Asuán amenazaba con sumergir riquísimos monumentos de Nubia. Una expedición de arqueólogos polacos trabajó contrarreloj para rescatar la catedral cristiana de Faras, que llevaba siglos oculta por las arenas del desierto. Al ser sacada a la luz, sus paredes aparecieron cubiertas por frescos en los que personajes blancos y negros, divinos y humanos, se mezclan con deliciosa naturalidad. Uno de ellos representa a esta mujer de ojos grandes y expresivo gesto que parece reclamar el silencio del espectador. Ella es Santa Ana, pintada en el siglo VIII, y que tras su larga existencia en tierras africanas empezó otra –de momento bastante más breve- en las paredes del Museo Nacional de Varsovia. Tras salvarse de la amenaza de la arena y de las aguas, ella se ha convertido en el logotipo del Museo, y con encantadora delicadeza pide a los visitantes, desde reproducciones y carteles dispuestos por doquier, respeto y atención al recorrer las salas.